Las alarmas sonaron en todo el planeta el pasado 15 de Julio. Turquía, el segundo ejército de la OTAN, sufría una intentona golpista. Oriente Medio nos sigue demostrando que siempre puede convulsionarse más. Semanas después, el presidente Erdogan es cada vez más cuestionado en el ámbito internacional tras llevar a cabo una depuración del estado. Mucho más que las lógicas represalias: una depuración del aparato judicial, militar y educativo, ataques a barrios que destacan por su militancia social y política, toque de queda en poblaciones kurdas, refuerzo de las atribuciones presidenciales, amenaza con restablecer la pena de muerte…

Tras estos hechos, aún muy confusos, se plantean numerosas hipótesis sobre el origen del golpe de estado. Se habla de un autogolpe, de injerencia extranjera, de una conspiración minoritaria… Hay quien lo resume así.

Coup_in_Turkey_-_Carlos_Latuff

Para analizar lo ocurrido con un mínimo de profundidad y rigor, hay que tener en cuenta múltiples factores. En el tablero de ajedrez que es Oriente Medio, la pieza turca tiene una historia propia muy determinante, una posición geoestratégica clave, un papel importantísimo en la carnicería siria, tensiones con la cúpula de la OTAN y relaciones muy inestables y diferentes con la mayoría de los países de la zona, especialmente con Rusia, Irán e Israel. Además, está claro que Erdogan quiere transformar el estado turco incorporando el islamismo a la agenda política, estableciendo relaciones con grupos fundamentalistas extranjeros y dotándose de un fuerte presidencialismo. Pero no es menos cierto que el imperialismo occidental nunca tolera que un estado del tercer mundo tenga su propio desarrollo político y económico y lleve a cabo su propia agenda. Pasemos a analizar sucintamente estos aspectos.

Seguir leyendo “#TurquiaGolpe : ¿De la #OTAN al sultanato? Claves e hipótesis, más allá de lo inmediato”