Tal cual. En el pleno del Ayuntamiento de Burgos de hoy, 11 de Septiembre, Javier Lacalle ha presentado una moción en la que pedía que se reclamaran los daños supuestamente causados en los disturbios de la lucha contra el bulevar de Gamonal. Es decir, que además de las peticiones de la fiscalía, el Ayuntamiento se personará para exigir cuantiosas “indemnizaciones” a las personas encausadas, detenidas por la UIP en Enero de 2014. Y ha tenido el apoyo total de Ciudadanos, 6 de 7 concejales del PSOE y la “tránsfuga” o “no adscrita” Álvarez de Eulate. Tan sólo la concejala del PSOE Mar Ramírez y los 6 de Imagina Burgos han votado contra la represión. De las 27 poltronas del Ayuntamiento, 20 están ocupadas por indignos personajes que quieren cargar más sanciones económicas sobre las personas encausadas y los miles de vecin@s que les han mostrado su apoyo. De hecho, una representación de la Asamblea de Gamonal y la Asamblea contra la Especulación han estado presentes en el pleno y han mostrado su rechazo al lamentable espectáculo que han presenciado, dejando claro que seguirán apoyando a sus encausad@s.

Y es que, como decimos, todo esto ha sido un auténtico circo. El pasado 24 de Julio, Imagina Burgos había llevado al pleno una moción en la que se instaba al Ayuntamiento a retirarse como acusación y no exigir los daños a las personas encausadas por la lucha contra el bulevar y el proyecto especulativo de la Plaza de Toros. Los concejales del PSOE en aquel entonces votaron a favor y consiguieron que se aprobara, pero luego se desdijeron y matizaron de manera muy confusa lo que habían creído entender que se votaba. Cobardía política, vaya.

Así que dos meses después el alcalde lanzaba un guante al PSOE y le instaba a modificar dicha resolución. Pretendía incluso aumentar la presión sobre las personas que se reunieron con él para “mediar” en el conflicto de la Plaza de Toros, pero finalmente, en aras de conseguir los votos “socialistas”, se ceban solamente contra Gamonal. De aquella represión, y otras, hablamos en este blog hace unos 6 meses.

IMG-20150911-WA0002

El resultado es patético. PP, PSOE y Ciudadanos se han vuelto a retratar como enemigos del barrio, y de la lucha social. Los concejales de Imagina Burgos, en cambio, han defendido la retirada de las acusaciones, de una manera más o menos decidida, y han conseguido que una concejala socialista votara en contra de Javier Lacalle. Pero nada más. La suerte estaba echada, y los dados trucados. Ese PSOE que siempre se ufana de ser la fuerza más votada en el barrio, y que finge oponerse al Partido Popular pero nunca habla de Méndez Pozo. No extraña que no quiera apoyar una lucha que demostró que podía superar los márgenes de la “participación democrática” que nos venden las instituciones. Una lucha que no pudo controlar, y de la que no pudo sacar rédito político. Y qué decir de Ciudadanos. El “cambio” sensato… que en la práctica deja cancha libre al PP, cuando no se sitúa a la derecha de éste.

Así que ya sabemos lo que toca. Lo de siempre. Mantenernos firmes frente a las instituciones, que nunca han sido nuestras, y de las que emanan las injusticias que padecemos. Queda lejos el día en que podamos cambiarlas “desde dentro”, pero la calle sigue estando ahí. Esa sí que es nuestra. Volvamos a ella.

la calle es nuestra 1

Anuncios