Sí, como suena. Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid, continúa apoyando a personajes mafiosos y golpistas, en público, con las cámaras delante y con la mayor publicidad posible.

La trayectoria de la polémica jueza incluye numerosos ataques al gobierno boliviariano, al que acusaba desde la ONU de vulnerar los derechos humanos de algunos opositores venezolanos. Algo que la hizo ganar muchos puntos entre quienes forjan su cultura política leyendo “El País” y viendo “La Sexta”, y que a su vez dejaba a la derecha muy satisfecha. Pero, como explicaremos a continuación, la jueza se equivocaba de medio a medio. No sólo con la supuesta vulneración de los derechos humanos de sus defendidos, sino también en calificarles de simples “opositores”. Con el tiempo se ha demostrado que al menos uno de ellos está directamente relacionado con personajes envueltos en el terrorismo paramilitar y negocios con el narcotráfico. Comencemos a explicarlo.

Hace unos años, el banquero venezolano Eligio Cedeño fue juzgado por financiación irregular de partidos de la oposición, contrabando y estafa. Una jueza, violentando la ley de enjuiciamiento, lo dejó en libertad en lo que parecía ser una fuga organizada, ya que el acusado escapó el mismo día a Miami para reunirse con otros mafiosos latinoamericanos. La jueza fue detenida, juzgada y condenada por saltarse de forma deliberada y consciente numerosos protocolos del proceso judicial. Manuela Carmena, la actual alcaldesa de Madrid, atacó entonces durísimamente a Venezuela desde la ONU, defendiendo tanto a la jueza como al banquero.

eligiocedeoyrauldiazEligio Cedeño junto al terrorista Raúl Díaz y la senadora ultraderechista Ileana Rosh-Lehtinen en Miami.

Pues bien, el 14 de Junio  EEUU detenía en Florida al también prófugo venezolano Martin Lustgarden Acherman, vinculado con el resto de “opositores” establecidos en Miami, especialmente con Eligio Cedeño. Martin estaría acusado de financiar al paramilitarismo mexicano y colombiano (que lleva años infiltrando Venezuela), y de lavado de dinero procedente del narcotráfico. No son invenciones chavistas, son autos judiciales estadounidenses. Manuela Carmena, y el resto de los que siguen apoyando a los “exiliados” venezolanos, deberían rectificar y dejar de atacar a Venezuela gratuitamente y sin pruebas, y reconocer sus errores. Pero no, para nada.

Hoy, uno de julio de 2015, la flamante alcaldesa de Madrid se ha reunido públicamente con la esposa de Leopoldo Ledezma (alcalde de uno de los municipios que forman Caracas), que actualmente está bajo arresto domiciliario, acusado de planificar graves atentados con el fin de dar un golpe de estado. Por motivos de salud y su edad se le ha reconocido el derecho a esperar el juicio en su domicilio, pero para los fascistas venezolanos esto no es suficiente: muchos de ellos exigen su libertad incondicional y la salida del gobierno actual. Debemos recordar también el historial represivo de este personaje, de larga trayectoria política en esa época en la que EEUU y el FMI hacían y deshacían a su antojo en Venezuela, condenando a la miseria a la población y permitiendo que el gobierno corrupto de Carlos Andrés Pérez asesinara a miles de personas en una sola semana (1989, el Caracazo).

mitzyyCristina-Cifuentes-madrid-800x520

Fotografías difundidas por tweets de la cuenta de Leopoldo Ledezma

47c8a6c8530802a278cf64c59c4da050

Fotografía de “El Confidencial” hace unos meses

De nada sirven los avances demostrables que la Revolución Bolivariana ha traído a Venezuela. No sólo derechos sociales, sino también libertades civiles. Porque, a pesar de tener que afrontar continuamente el sabotaje económico, atentados terroristas e intentonas de golpes de estado, no se ha promulgado ninguna ley mordaza, y las manifestaciones de la derecha se siguen celebrando. Las fuerzas de seguridad, que antaño eran mafiosas y asesinas, sufren un continuo proceso de depuración y transformación, aunque hay que reconocer que se trata de un proceso muy largo, lento y complejo. Para quien quiera conocer cómo sucedió la trágica intentona golpista que la oposición venezolana organizó en 2014, dejamos aquí el documental “La Salida”.

la salida

Recogiendo toda esta labor, la viceministra Haringhton presentó ayer el Informe de Derechos Civiles y Políticos ante la ONU. Podrá pensarse que el informe es partidista, pero si se piensa en todas las amenazas antidemocráticas a las que han tenido que hacer frente Chávez y Maduro, el cambio en leyes e instituciones democráticas desde 1999 es mucho más que positivo, especialmente teniendo en cuenta el punto de partida: la sangrienta Cuarta República.

Volviendo a nuestro estado, y a Madrid, a muchos nos chocó que la candidatura de “unidad popular” eligiera a Carmena como posible alcaldesa. En esta lista había muchas personas conocidas por su activismo, que habían participado en movimientos sociales defendiendo el derecho a la vivienda, denunciando la existencia de locales vacíos usurpados por el capital, reivindicando la igualdad de género de maneras muy gráficas, mostrando rechazo a la presencia de la religión católica en las instituciones “aconfesionales”… y, sin embargo, eligieron como capitana del barco a una jueza, que repite sin cesar que el respeto a las leyes es fundamental, que nadie puede saltárselo, y que confunde de manera intencionada legalidad y legitimidad. ¿Es legítimo aplicar leyes injustas? ¿Es ilegítimo defender valores opuestos a las leyes del capital?

9cdd0a6837032951f887320a46837e2a

Cuando saltó a los medios el escándalo Zapata su forma de manejar la situación fue coherente con su visión. Mucho se ha escrito sobre eso, pero no tanto en otras de sus declaraciones posteriores. Cuando la derecha mediática y política, envalentonada por la dimisión del concejal, se dedicó a atacar a otras personas electas por su militancia y acciones desobedientes, la jueza dijo esto:

“Creo que es muy grandioso y muy interesante el que un colectivo de muchachos y muchachas jóvenes que tenían una actitud de una cierta confrontación con lo institucional lo hayan abandonado y hayan entrado en lo institucional. Personas que han podido arrepentirse”.

Esta postura maternalista indica que considera que sus compañeros y compañeras cometieron “errores de juventud”, que ahora serían una sombra de su pasado. Es decir, que la militancia social era un exceso, un error; una nueva versión del tópico “ser de izquierdas es ser inmaduro, de mayor hay que cambiar”.

Me gustaría saber qué opinan sus camaradas. Porque es una rendición plena a los ataques de la derecha, cuando debería ensalzar a sus compas por su coherencia, porque arriesgaron su libertad y su integridad física por lo que creían, y se supone que siguen creyendo. Pero eso no sería “serio” ni “respetable” para una jueza. Aquí puede verse una interesante reflexión sobre estas actitudes, que no son exclusivas de Manuela Carmena.

Pasamos a otro hito importante en la trayectoria política de Carmena. En su pasado reciente figuran también labores de asesoría para el gobierno vasco de Patxi López. Un personaje que llegó a las instituciones retorciendo la democracia, ya que tan sólo pudo llegar a la mayoría PP + PSOE por medio de la ilegalización de la izquierda abertzale. Un pucherazo en toda regla. Además, fue el principal responsable político en la introducción del fracking en Euskadi, mostrándose orgulloso de ser “pionero” en la “modernización energética”. Manuela Carmena participó en la elaboración de un informe sobre víctimas del terrorismo y de abusos policiales, pero ello no obvia que el lehendakari que se lo encargó fuera precisamente una de las personas que más se han beneficiado políticamente de los abusos policiales y judiciales en Euskal Herria.

Patxi López visitando las instalaciones de un pozo de Fracking en EUU. Fuente: Gasteiz Hoy

 

Así que tenemos una figura del “cambio” con una visión extremadamente legalista, que reconoce que el marco constitucional no puede frenar los desahucios pero insiste en manejar este problema institucionalmente. Que está convencida de que el activismo social es para jóvenes que necesitan madurar. Que además ha asesorado labores de asesoramiento para un gobierno vasco impuesto a una población que mayoritariamente lo rechazaba. Que defiende los derechos de jueces corruptos, banqueros mafiosos y golpistas en Venezuela. ¿Dónde está el espíritu de la regeneración, del cambio, del “asalto a las instituciones” o de la supuesta continuidad con el 15-M?

 Jlu-Sánchez-DR-Madrid-15MFuente: Periodismo Humano

Para acabar, proponemos un ejercicio de imaginación. ¿Qué pasará si finalmente Grecia sigue adelante y se decide a juzgar a los responsables políticos y económicos de su crisis? ¿Se dedicará Manuela Carmena a defender los derechos humanos de los banqueros y políticos que llevaron al pueblo griego a la miseria? Si sus compas no se sientan con ella a hablar en serio, me temo que sí, que veremos de nuevo a los defensores del gran capital fotografiándose con Carmena.

Anuncios