No sólo de lucha vivimos. La música también nos inspira. ¿Quién no se emociona escuchándola? ¿Qué pueblos o comunidades no crean su propio repertorio? ¿Qué movimiento carece de canciones emblemáticas? ¿En qué lugares no surgen artistas o cantores y cantoras comprometidas? ¿Dónde no se escucha la voz del pueblo acompañada de melodías o riffs?

En este post presentaremos algunos videoclips interesantes, muchos quizás desconocidos para los internautas que visiten este blog.

Comenzaremos, cómo no, por Gamonal. Quizás no podamos rastrear a lo largo de los siglos en busca de canciones identitarias, pero la juventud de nuestro barrio y del resto de Burgos lleva décadas esmerándose en dar ritmo a las protestas, reivindicaciones y luchas. En el pasado más remoto fue el punk; ahora pegan más el Oi! y el Hip Hop.

Mucho ha llovido desde las Escuelas Populares de Música de Gamonal, donde, de manera completamente autogestionada, los y las jóvenes se enseñaban unos a otras, y otras a unos, a tocar diferentes instrumentos, compartiendo sus saberes. Son muchos los grupos que han surgido, pero lamentablemente nuestro espacio es limitado. Citaremos algunos.

Nos remontamos a 2005. En Agosto de aquel año, el Ayuntamiento  y la Subdelegación del Gobierno, con sus respectivas fuerzas del orden, trataron de imponer a golpe de porra una obra especulativa: el famoso parking de Eladio Perlado, impulsado por la constructora Arranz Acinas. Vecinos y vecinas del barrio, de todas las edades, respondieron contundemente sin dejarse intimidar. Aquel 18 de Agosto, de madrugada, comenzaron las obras, y aquel mismo día, por la noche, concluyeron.

El grupo de hip-hop Dextraperlo puso música a los disturbios en el documental “¿De quién es la calle?”, que narra estos acontecimientos. Veámoslo.

Sin Dextraperlo

Años después, el grupo de punk-rock burgalés La Baska Loka cantaba esta canción en sus conciertos, titulada “Eladio Pearl Harbour”. Una pena que no se disponga de vídeo, pero las letras y los acordes son dignos de escucharse.

LaBaskaLoka

Por aquellos años también comenzaba su andadura La otra escuela, un proyecto en el que jóvenes de Gamonal ponían voces a las bases componiendo Hip Hop, con letras propias del barrio. Aquí puede encontrarse más información sobre esta interesante experiencia.

En Enero del año pasado, como todos y todas recordamos, estalló la masiva lucha contra el bulevar de la calle Vitoria. Muchos grupos de música contribuyeron a la lucha sacando sus canciones, dando conciertos para apoyar a las personas encausadas y difundiendo el mensaje de lucha. Algunos han editado un CD recopilatorio que puede adquirirse en el CSR de Gamonal, entre otros lugares, con el fin de contribuir económicamente a la defensa en los procesos represivos que se afrontan. También hay que destacar que uno de los pocos lugares donde puede disfrutarse de la música de los y las jóvenes del barrio (y de otros lugares) es precisamente el CSR de Gamonal, que todos los meses organiza diferentes conciertos con entrada gratuita.

Volviendo a las canciones que se compusieron en 2014, al calor de los acontecimientos, tenemos que decir que muchas dmerecen la pena. Recogemos dos de ellas.

4 MCs se unieron bajo el nombre de “Gamonal Guerrilla” para llamar a todos los barrios a pelear con el siguiente tema.

gamonalguerrilla

El grupo de Punk-Oi! A quemarropa también recogió el espíritu de la Asamblea de Gamonal. Comienza con una emotiva intervención de un compañero que refleja el ambiente que se vivía.

aquemarropa

Habiendo conocido ya parte de nuestra música, tenemos que salir ya de nuestro barrio y nuestra ciudad. Desplazándonos al norte, llegamos a Euskal Herria, donde el movimiento juvenil y cultural siempre ha sido un ejemplo para la fusión de lucha y música. Desde el Rock Radikal Vasco de los setenta y ochenta hasta el ska o el Dub, varias generaciones se han subido a los escenarios de los gaztetxes a gritar con rabia, a expresar sus emociones o a llamar a la organización. ¿Quién no recuerda, por ejemplo, el emblemático grupo Negu Gorriak?

Recogemos aquí uno de sus cantos a la libertad de expresión y contra la tortura, que fue compuesta en medio de un juicio por una demanda del Coronel GALindo, que finalmente fue derrotado tanto en los tribunales como ante la opinión pública. Hitz Egin! (habla ahora). Ha pasado tiempo, pero la lucha contra la censura no pasa de moda.

hitzegin

Si nos seguimos desplazando por la geografía del estado español, encontramos miles de ejemplos de canciones comprometidas, desde el folklore hasta el hardcore, pasando por el rock, el flamenco o el ska, por citar sólo algunos géneros. Expondremos un par de ejemplos no muy conocidos pero que merece la pena escuchar.

Veamos un “Lip-Dub” del grupo Skarnio, con motivo del 25 aniversario de la revuelta vecinal de Allariz (Galicia) por los vertidos que ocasionaron una terrible mortandad entre los peces del río Arnoia, lo que fue conocido en toda Europa. Consiguieron que todo el gobierno municipal dimitiera en bloque por su responsabilidad en los hechos.

skarnio

Moviéndonos un poco más, encontramos al grupo Skaparapid (Valencia) poniendo música al himno anarquista de la Guerra Civil “Arroja la Bomba”.

skaparapid

Saliendo hacia Europa, en Suiza encontramos un grupo de mujeres llamado precisamente así: Wemean. Con diferentes idiomas, ritmos frenéticos, y sobre todo con voces imponentes, más rasgadas o más rítmicas, no pasan desapercibidas. Sólo editaron un disco, producido por Fermín Muguruza y Kaki Arkarazo, pero canciones como Bimba Bima, Stop al Pánico o Goddam my eyes aún resuenan entre quienes las escuchamos. Este es el tema Faida!

wemean

Y bueno, habiendo escuchado ya suficientes voces y acordes europeos, tenemos que seguir moviéndonos. De momento, a Oriente Medio.

Palestina tiene un acervo cultural milenario. En la época más reciente, nos encontramos con poetas y poetisas, músicos tradicionales y hasta hip-hop. En el CD “Palestine: Music for the intifada” podemos encontrar una buena muestra. También en el documental “Checkpoint Rock”, dirigido por Fermín Muguruza. Queremos también destacar al poeta palestino Mahmud Darwish, considerado  un icono de su pueblo.

darwish

En clave más dinámica, juvenil y combativa, podemos citar al grupo de Hip Hom DAM (sangre). Presentamos su vídeo “Meen erhabee” (¿Quién es terrorista?).

dam

Muy impactante y emotivo resulta también el siguiente videoclip. La canción se llama “Horizon”, y fue compuesta y rodada por Code Rouge y Amel Mathlouthi. Muestra, de manera alegórica, cómo Israel puede perder la impunidad con la determinación de las gentes, con una música y coros que penetran bien adentro.

horizon

Sin movernos demasiado podemos llegar a Irak. Aquel país que fue devastado por el imperio. Aquella invasión a la que medio mundo se opuso. Aquella guerra que llenó las calles de protestas, pero que no consiguió evitarse y que sumió a los y las irakíes en el caos más absoluto, de forma muy calculada por EEUU. El documental “Bagdad Rap” nos narra, con la colaboración de numerosos artistas, el ambiente previo y posterior a la invasión en el país del Tigris y el Éufrates, cuna de Mesopotamia.

Podemos seguir viajando. Podemos ir, por ejemplo, a La esquina del Mundo. Éste es un tema del grupo mexicano Tijuana NO!.

tijuanano

Viajando más al sur, llegamos a Colombia y Venezuela, las tierras de Bolívar, el Libertador. En éste último país, desde hace más de una década, la revolución se acompaña de una fusión de la compleja identidad venezolana: raíces africanas, latinas, criollas, indígenas… El grupo Dame Pa´Matala es un buen exponente de los nuevos sentires. En la canción “Tu corona no me calla” contestan al ex-rey Juan Carlos I, que intentó hacer callar al comandante Chávez y al resto de presidentes americanos que no reconocían ya el mandato imperial y anunciaban medidas contra empresas españolas que no cumplían contratos relativos a infraestructuras o energía. Y es que la soberbia hace que algunos rabien cuando ya no se les obedece.

damepamatala

Y llegamos a Colombia. La tierra que sufre el terrorismo de estado, el paramilitarismo, el narcotráfico inundando las instituciones. El país donde desaparecen y asesinan cada año a decenas de sindicalistas, defensores de derechos humanos, indígenas, mujeres, campesinos y campesinas…

Pero, pese a la perpetua tragedia que asola el país desde principios del siglo XX, las luchas no paran, en ningún frente. Una muestra de ello es la resistencia indígena. Aquí podemos ver y escuchar el animado y épico Himno a la Guardia Indígena, armada con bastones para enfrentar las agresiones en su territorio y defender la dignidad de sus pueblos.

guardias

La mayoría de la gente habrá oído hablar también de los movimientos guerrilleros que llevan décadas en conflicto armado con el estado, y que quizás consigan en la mesa de paz con el gobierno un país un poco más justo, si finalmente se alcanzan acuerdos. Lo que quizás no sea tan conocido es que también en el duro monte se compone música. Uno de los cantores guerrilleros más conocido es Julián Conrado. Buscando en la red pueden encontrarse numerosas de sus canciones, así como las de otros colombianos y colombianas que le cantan a quienes empuñan las armas contra la oligarquía. Podemos ver una buena muestra de ello aquí.

Como puede verse, los seres humanos necesitamos no sólo de la rabia, sino también de inspiración, y la música nos ha acompañado siempre en cualquier rincón del planeta. Injusticias existen en todos los lugares, pero también existen siempre los y las que se rebelan. Y quien les canta.

Anuncios